Estamos siendo sacrificados por los beneficios de las grandes empresas"

Los maestros hacen huelga en toda Francia contra la política de "inmunidad colectiva" de la administración Macron para las escuelas

por Will Morrow
11 noviembre 2020

Ayer, decenas de miles de maestros de toda Francia participaron en una huelga de un día para oponerse a la política criminal y temeraria de la administración Macron de permitir que la pandemia de coronavirus se propague en las escuelas.

Según los sindicatos, la participación en la huelga fue de entre el 20 por ciento de los maestros de la escuela primaria y el 45 por ciento de la escuela media. Las propias cifras del gobierno, que en general subestiman la participación real en las huelgas, registraron una participación del 8,8 y el 10,4 por ciento, respectivamente.

La huelga de un día se produjo tras una semana de paros organizados por los maestros de base desde la reanudación de las clases tras la pausa de las vacaciones del lunes pasado. Los maestros de docenas de escuelas convocaron reuniones antes de la escuela y votaron por no entrar en las aulas, en condiciones de un resurgimiento masivo del virus y en las que ni siquiera se aplican las más mínimas medidas de distanciamiento social para evitar su propagación entre los estudiantes, los maestros y sus familias.

Los estudiantes también protestaron ayer en unos 10 institutos de la zona de París. Bloquearon las entradas de los colegios y exigieron que se cerraran las escuelas. Al igual que en las protestas de la semana pasada, se llamó rápidamente a la policía antidisturbios para que reprimiera violentamente las protestas utilizando gases lacrimógenos y cargas con escudos antidisturbios. La policía estableció cordones fuera de varias escuelas secundarias y exigió papeles a todos los estudiantes antes de permitirles entrar.

Los maestros protestan frente a la Autoridad Educativa Local de Pau, sudoeste de Francia, el martes 10 de noviembre de 2020, pidiendo la protección de los alumnos del COVID-19. (Foto AP/Bob Edme)

La política del gobierno de Macron ha permitido que la pandemia se extienda más allá del control. Otras 472 personas murieron el martes. El día anterior, 551 habían muerto, el mayor número de muertes diarias en el otoño, y sólo ligeramente por debajo del récord de 613 personas que murieron el 6 de abril. En las últimas 24 horas, el número de camas ocupadas en los servicios de emergencia aumentó en 472, elevando el total a 4.736. Un total de 3.168 personas fueron admitidas en los hospitales. El promedio de siete días de nuevos casos de coronavirus es ahora muy superior a 40.000, lo que equivale, sobre una base per cápita, a más de 200.000 casos diarios en los Estados Unidos.

Los maestros que participaron en la huelga hablaron con el World Socialist Web Site y describieron las desastrosas condiciones dentro de las escuelas. Los maestros no son informados cuando un niño está ausente debido a un coronavirus, lo que significa que es imposible determinar si un grupo se está desarrollando y reaccionar. Las aulas siguen llenas con entre 25 y 35 estudiantes. Las cantinas están llenas con cientos de estudiantes a la vez. Los pasillos, el transporte público y los patios están llenos, sin que se mantenga el distanciamiento social.

Kelly, que enseña cocina en una escuela de enseñanza media en la región de Bouches-du-Rhône, donde más del 80 por ciento de los profesores participaron en la huelga, dijo al WSWS: "La semana pasada tuvimos una estudiante que vino el lunes diciendo que había estado en contacto con alguien que era positivo, pero que estaba esperando el resultado. El martes estuvo ausente porque era positiva. Pero la administración de la escuela no nos dijo nada. No nos dicen nada sobre los estudiantes o posibles colegas que se contagian con el virus. Sólo nos enteramos comunicándonos con los profesores y los padres".

Típicamente, las clases en su escuela tenían 30 estudiantes, dijo. "Mi hijo está en la escuela media, toma el autobús que está tan lleno que no puede ni sentarse. Personalmente estoy muy enfadada por las mentiras de nuestro ministro. Desde el primer encierro ha declarado que todo está listo, organizado, bajo control. De hecho, estamos siendo abandonados a nosotros mismos". Añadió que creía que el objetivo del gobierno era permitir conscientemente que el virus se extendiera entre los jóvenes a través de la población. "No importa que pueda haber casos graves entre los niños y especialmente no importa para nosotros y nuestras familias".

Señaló que en su familia, que incluía a los trabajadores de los restaurantes, "no entienden por qué no pueden tener 20 clientes pero 400 estudiantes pueden estar en un comedor". La apertura de las escuelas tenía como objetivo mantener a los padres en el trabajo. "De hecho, estamos siendo sacrificados para proteger los beneficios de las grandes empresas."

Elle, una maestra de escuela media, dijo al WSWS que en su escuela, "no hay desinfectante en las salas de profesores, el tamaño de las clases no se ha reducido a pesar de que las salas son extremadamente pequeñas (edificio muy antiguo con salas pequeñas). No sabemos oficialmente los nombres de los estudiantes que son positivos para no 'preocuparnos'. Sólo nos enteramos por los estudiantes. Sé que mi escuela está haciendo lo máximo. Pero el máximo no es nada cuando no tienes los medios".

Los informes de los profesores de que no tienen forma de saber el número de casos también coinciden con la creciente evidencia de un encubrimiento deliberado del número de estudiantes infectados por COVID-19. Las cifras del gobierno afirman que 3.528 estudiantes dieron positivo la semana pasada, pero las estadísticas del ministerio de salud pública muestran que en los tres primeros días de la semana, más de 25.000 personas de 0 a 19 años dieron positivo. El gobierno no ha hecho ningún intento de reconciliar la evidente contradicción entre estas cifras.

La huelga y las protestas de los profesores y estudiantes muestran que la oposición masiva se está construyendo contra la política del gobierno de Macron. Las escuelas se mantienen abiertas no por ninguna preocupación por el bienestar de los estudiantes, sino para que sus padres puedan ser enviados a los lugares de trabajo y los beneficios de las empresas puedan seguir aumentando. Como resultado, decenas de miles de personas están siendo amenazadas de muerte en los próximos meses sólo en Francia.

La tarea urgente es el desarrollo de un movimiento industrial y político unificado de la clase obrera para exigir el cierre de todas las escuelas y lugares de trabajo no esenciales, para permitir que los trabajadores se encierren en sus casas y para detener la propagación del virus y salvar vidas.

Los sindicatos no convocaron la huelga de ayer para librar tal lucha. De hecho, la huelga tenía por objeto desmovilizar el movimiento de los maestros, que ya habían empezado a actuar en el curso de la semana anterior.

Los sindicatos calificaron la acción de un día como una "huelga de advertencia" al gobierno. Insistieron en su declaración para la huelga en que "la prioridad debe ser mantener abiertas las escuelas", e incluyeron vagas demandas de un "plan de emergencia" para un gran reclutamiento de maestros. Si la mayoría de los maestros decidieron no participar en la huelga es porque la consideraron como una más en una larga serie de días de acción única organizada por los sindicatos cuyo propósito es sólo desahogarse entre los trabajadores, sin ningún objetivo de organizar una verdadera lucha.

Como el Partido Socialista por la Igualdad ha señalado en su declaración publicada con motivo de la huelga, instamos a los profesores, estudiantes y padres de familia a que formen sus propios comités de seguridad de base independientes en cada escuela, independientes de los sindicatos, que son los aliados de las corporaciones y del gobierno. Estos comités proporcionarían los medios para movilizar la fuerza independiente de los maestros y estudiantes, incluyendo una huelga para el cierre inmediato de todas las escuelas.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 10 de noviembre de 2020)

 

El autor también recomienda:

For a general strike to close schools! Form rank-and-file safety committees of teachers, parents and students!
[10 noviembre 2020]

Por una huelga escolar europea contra la pandemia
[2 noviembre 2020]