El New York Times y Nikole Hannah-Jones abandonan las afirmaciones clave del Proyecto 1619

por Tom Mackaman y David North
26 septiembre 2020

El New York Times, sin anuncio o explicación, abandonó la afirmación central del Proyecto 1619: que 1619, el año en que arribaron los primeros esclavos a la Virginia colonial, y no 1776, constituyó la “verdadera fundación” de Estados Unidos.

Cuando se presentó el Proyecto, en agosto de 2019, su introducción declaró que:

El Proyecto 1619 es una iniciativa importante del New York Times y conmemora el 400° aniversario del comienzo de la esclavitud estadounidense. Su objetivo es replantear la historia del país, entendiendo 1619 como nuestra verdadera fundación y situando las consecuencias de la esclavitud y las contribuciones de los estadounidenses negros en el centro de la historia que nos contamos acerca de quiénes somos.

El texto revisado ahora dice:

El Proyecto 1619 es una iniciativa en desarrollo de The New York Times Magazine que comenzó en agosto de 2019, el 400° aniversario del comienzo de la esclavitud estadounidense. Su objetivo es replantear la historia del país situando las consecuencias de la esclavitud y las contribuciones de los estadounidenses negros en el centro de nuestra narrativa nacional.

Se realizó un cambio similar en la versión impresa del Proyecto 1619, que fue enviada a millones de niños en edad escolar en los 50 estados. La versión original decía:

En agosto de 1619 apareció un barco en este horizonte, cerca de Point Comfort, un puerto costero de la colonia británica de Virginia. Llevaba a más de 20 africanos esclavizados, que fueron vendidos a los colonos. Estados Unidos todavía no era Estados Unidos, pero este fue el momento en que comenzó. Todos los aspectos del país que se formaría aquí fueron afectados por los 250 años de esclavitud subsiguientes.

La versión del sitio web eliminó la afirmación clave. Ahora dice:

En agosto de 1619 un barco apareció en este horizonte, cerca de Point Comfort, un puerto costero de la colonia inglesa de Virginia. Llevaba a más de 20 africanos esclavizados, que fueron vendidos a los colonos. Todos los aspectos del país que se formaría aquí fueron afectados por los 250 años de esclavitud subsiguientes.

No está claro cuándo eliminó el Times su afirmación sobre la “verdadera fundación”, pero un examen de las versiones almacenadas del texto del Proyecto 1619 indica que probablemente ocurrió el 18 de diciembre de 2019.

Estas correcciones no son meros cambios de redacción. La afirmación sobre la “verdadera fundación” fue el elemento central de la declaración del Proyecto de que toda la historia estadounidense está arraigada en (y marcada por) el odio racial de los blancos hacia los negros. Según esta narrativa, proclamada por la creadora del Proyecto, Nikole Hannah-Jones, la Revolución Estadounidense fue una contrarrevolución racial preventiva, efectuada por los blancos en América del Norte para defender la esclavitud contra los planes británicos de abolición. La falta de evidencia histórica que apoye esta afirmación no impidió que el Times y Hannah-Jones afirmaran que la identificación histórica de 1776 con la creación de una nueva nación es un mito, como también lo es la afirmación de que la Guerra Civil fue una lucha progresista que tenía como objetivo la destrucción de la esclavitud. Según el New York Times y Hannah-Jones, la lucha contra la esclavitud y todas las formas de opresión fueron luchas que los estadounidenses negros siempre llevaron a cabo en soledad.

La decisión del Times de suprimir su argumento central con unas secretas pulsaciones de teclas, sin explicación o anuncio alguno, es un acto notable de deshonestidad intelectual y un fraude descarado. Al presentar el Proyecto 1619, en agosto de 2019, el Times proclamó que su objetivo era cambiar radicalmente qué y cómo se les enseñaba a los estudiantes la historia estadounidense. Con el objetivo de crear un nuevo plan de estudios basado en el Proyecto 1619, se imprimieron y distribuyeron cientos de miles de copias de su versión original (según lo publicado en The New York Times Magazine ) a escuelas, museos y bibliotecas en todo Estados Unidos. Un gran número de escuelas anunció que modificarían sus planes de estudio para ajustarse a la narrativa del Times .

La supresión de la afirmación de que 1619 era la “verdadera fundación” salió a la luz el pasado viernes 18 de septiembre. Hannah-Jones fue entrevistada en CNN y se le pidió que respondiera a la crítica de Donald Trump (desde la perspectiva de un fascista) al Proyecto 1619. Hannah-Jones dijo que la aseveración sobre la “verdadera fundación” no era cierta, “obviamente”. Fue más lejos, al hacer la afirmación notable y manifiestamente falsa de que el Times nunca había presentado tal argumento.

El intercambio fue el siguiente:

CNN: La orden ejecutiva de Trump transmite una idea errónea que sé que usted ha intentado abordar respecto a lo que es el Proyecto 1619, que no es un esfuerzo por reescribir la historia sobre cuándo se fundó esta nación .

Hannah-Jones: Obviamente, sabemos que la fundación de este país fue en 1776. El Proyecto no argumenta que la fundación del país no fue en 1776.

Obviamente, esto es una mentira absoluta. Hannah-Jones ha repetido la afirmación sobre la “verdadera fundación” en innumerables tuits, entrevistas y conferencias. Así lo demuestran los artículos y videoclips que se pueden ver en Internet. Su cuenta de Twitter incluye su imagen contra un fondo en el que está escrito el año 1619 y el año 1776 aparece tachado.

Crédito: Twitter/@nhannahjones

La Sra. Hannah-Jones, atrapada en una mentira, “redobla la apuesta” con mentiras nuevas y más grandes. La periodista-celebridad del Times no solo niega el argumento central de su proyecto. De manera contradictoria, ella señaló que la afirmación sobre la “verdadera fundación” fue solo una floritura retórica. Le dijo a la CNN que el Proyecto 1619 fue simplemente un esfuerzo por poner el estudio de la esclavitud en el frente de la historia estadounidense.

Si es cierto, como Hannah-Jones afirma ahora, que lo único que quería el Times era hacer hincapié en la historia de la esclavitud en los años en que esta existió en la América del Norte británica (1619-1776) y Estados Unidos (1776-1865), nunca habría habido una controversia. Ni el World Socialist Web Site ni los académicos que entrevistamos — James McPherson, Gordon Wood, Victoria Bynum, James Oakes, Clayborne Carson, Richard Carwardine, Dolores Janiewski y Adolph Reed, Jr. — nunca pusieron en cuestión la importancia de la esclavitud en el desarrollo histórico de Estados Unidos. Se han dedicado decenas de miles de libros y artículos académicos al estudio de la esclavitud y su impacto en el desarrollo histórico de Estados Unidos.

En su respuesta inicial al Proyecto 1619, publicada a principios de septiembre de 2019, el WSWS explicó:

La esclavitud estadounidense es un tema monumental, con un significado histórico y político vasto y perdurable. Los acontecimientos de 1619 son parte de esa historia. Pero lo que ocurrió en Port Comfort es un episodio de la historia global de la esclavitud, que se remonta al mundo antiguo, y de los orígenes y el desarrollo del sistema capitalista mundial.

La refutación del WSWS al Times ofreció un informe sobre el surgimiento de la esclavitud en el hemisferio occidental, su papel central en la formación del capitalismo y su destrucción revolucionaria en la Guerra Civil. Hannah-Jones respondió a la intervención del WSWS calificando a sus escritores de “racistas antinegros” en Twitter.

Cuando Wood, McPherson, Bynum y Oakes, junto con Sean Wilentz de Princeton, escribieron una carta abierta al Times en diciembre pasado solicitando correcciones específicas para aclarar errores fácticos, ellos enfatizaron que su objeción no era sobre si la esclavitud era importante o no. Los cinco historiadores expresaron su consternación por «algunos de los errores fácticos en el proyecto y el proceso cerrado detrás de él».

El editor de The New York Times Magazine, Jake Silverstein, publicó una respuesta arrogante y despectiva, en la que rechazó las críticas rotundamente:

Aunque respetamos el trabajo de los signatarios, apreciamos que estén motivados por la preocupación académica y aplaudimos los esfuerzos que han hecho en sus propios textos para iluminar el pasado de la nación, no estamos de acuerdo con su afirmación de que nuestro proyecto contiene importantes errores fácticos y que está más impulsado por la ideología que por la comprensión histórica. Si bien sus críticas son bienvenidas, no creemos que la solicitud de correcciones al Proyecto 1619 esté justificada.

La carta vergonzosa de Silverstein apareció el 20 de diciembre. En ese momento él sabía que el Proyecto 1619 del Times tenía fallas fatales y que el periódico había hecho subrepticiamente un cambio fundamental en el texto en línea al que los distinguidos historiadores habían puesto sus reparos. El comportamiento de Silverstein demostró una falta total de ética profesional e integridad intelectual.

El Times ahora está obligado a emitir una declaración pública reconociendo su distorsión de la historia y el intento deshonesto de encubrir su error. Debería emitir una disculpa pública a los profesores Gordon Woods, James McPherson, Sean Wilentz, Victoria Bynum, James Oakes y los demás académicos a los que quiso desacreditar por haber criticado al Proyecto 1619. Para ser francos, el Sr. Silverstein y sus cómplices en la junta editorial del Times deberían ser destituidos de sus cargos.

Además, debería anularse el Premio Pulitzer otorgado a Hannah-Jones esta primavera en la categoría de comentario por su ensayo principal, que contiene las afirmaciones falsas sobre la “verdadera fundación” y la Revolución estadounidense.

El objetivo del Proyecto 1619 nunca fue la aclaración histórica. Como advirtió el WSWS en septiembre de 2019, el “Proyecto 1619 es un componente del esfuerzo deliberado por inyectar la política racial en el corazón de las elecciones de 2020 y fomentar la división en la clase obrera”. Como reveló la filtración de una reunión de personal del Times, el editor ejecutivo Dean Baquet creía que sería útil para el Partido Demócrata cambiar de enfoque después de la fallida campaña contra Rusia. Baquet dijo:

La raza y la comprensión de la raza deberían ser parte de cómo cubrimos la historia estadounidense (...) una razón por la que apoyamos el Proyecto 1619 y lo hicimos tan ambicioso y expansivo fue para enseñar a nuestros lectores a pensar un poco más de esa forma. En el próximo año la raza —y creo que esto, para ser franco, es con lo que espero que salgan de esta discusión— en el próximo año la raza va a ser una gran parte de la historia estadounidense.

El fraude perpetrado por el Times ya ha tenido graves consecuencias políticas. Como advirtió el WSWS, el Proyecto 1619 ha sido un enorme regalo para Donald Trump. El 17 de septiembre, el Día de la Constitución, Trump pronunció un discurso en el Museo de Archivos Nacionales en el que se presentó obscenamente como el defensor de la Declaración de Independencia y la Constitución contra la “izquierda radical”, nombrando específicamente al Proyecto 1619. Con su típico estilo amenazador, Trump advirtió que “restaurará la educación patriótica” y que “a nuestros jóvenes se les enseñará a amar a Estados Unidos”.

Hannah-Jones apareció en CNN en respuesta a los ataques de Trump. Señaló que este está tratando de “introducir el Proyecto 1619 en las guerras culturales”. Ella prosiguió: “Claramente, él está llevando a cabo una campaña nacionalista, que intenta fomentar las divisiones raciales, y lo ve como una herramienta en ese arsenal”.

Es cierto. Pero Hannah-Jones es una de las personas clave en el “fomento” de las divisiones raciales; y fue el New York Times el que introdujo “el Proyecto 1619 en las guerras culturales”, atacando brutalmente a todos los críticos de una narrativa histórica que hace del odio racial la fuerza impulsora de la historia estadounidense.

La falsificación de la historia siempre beneficia a los intereses de las fuerzas políticas reaccionarias. Al repudiar y denigrar la Revolución Estadounidense y la Guerra Civil, el New York Times le ha brindado a Trump la oportunidad de que se postule de manera fraudulenta como el defensor del gran legado democrático de las revoluciones de Estados Unidos al servicio de su política neofascista.

El autor también recomienda:

El Proyecto 1619, del New York Times: una falsificación racialista de la historia estadounidense y mundial
[9 septiembre 2019]

La cancelación del discurso del profesor Adolph Reed, Jr. y la promoción de la política racial por parte de la DSA
[20 agosto 2020]

Una respuesta a la defensa de la American Historical Review sobre el Proyecto 1619
[10 febrero 2020]

El Proyecto 1619 y la falsificación de la historia: un análisis de la respuesta del New York Times a cinco historiadores
[31 diciembre 2019]

Las dos revoluciones estadounidenses en la historia mundial
[6 julio 2020]

(Artículo publicado originalmente en inglés el 22 de septiembre de 2020)