”Huega general” del 1 de mayo en Amazon: una aventura fallida del Partido Demócrata y los sindicatos

por Voz Internacional de los Trabajadores de Amazon
5 mayo 2020

Durante el viernes, los trabajadores de Amazon y otras empresas de logística se toparon con un aluvión de titulares y artículos de noticias que anunciaban una “huelga general histórica” en curso en Amazon.

En realidad, casi ningún trabajador participó en este truco orquestado por el Partido Demócrata y los medios corporativos. Esta no fue una lucha real dirigida por los propios trabajadores; fue una maniobra para perturbar y desorientar a los millones de trabajadores que anhelan una lucha, una lucha real, contra las corporaciones, que están utilizando la amenaza del hambre y la miseria para obligarlos a seguir trabajando en condiciones inseguras donde enfrentan el peligro de contraer el virus mortal.

Los titulares de los medios corporativos se refirieron ayer a una “megahuelga”, una “huelga masiva histórica” y una “protesta en expansión” contra Amazon, Target, Whole Foods e Instacart, presentando esta acción complotada como si fuera un hito en la historia de la lucha de clases.

Es un hecho curioso que los mismos medios de comunicación que alaban esta “huelga general” nunca informan sobre las luchas genuinas de los trabajadores y actualmente exigen que los trabajadores “vuelvan al trabajo”, sin importar el riesgo para la salud, para aumentar las ganancias corporativas. En cualquier caso, aquellos periodistas que esperaban capturar fotos de piquetes masivos o grupos de huelguistas regresaron ayer de los almacenes con las manos vacías. Poco más de un puñado de trabajadores participaron en esta huelga Potemkin en varios lugares, y en muchos casos fueron superados en número por los equipos televisivos.

Para los trabajadores de Amazon, el resultado penoso de esta trama solo desacreditará al conjunto de organizaciones “de base” que orbitan el Partido Demócrata, los frentes sindicalistas, las tendencias pseudoizquierdistas y otros servidores que los promueven.

Cada mañana, los trabajadores encuentran una nueva cosecha de “alianzas”, “coaliciones”, “centros” y “redes” prometiendo “cambio”, “justicia”, “progreso” y “democracia”. Los organizadores de la huelga aparecieron abruptamente en los almacenes de Amazon para proclamar los paros como un hecho cumplido, con poca participación, si hubo alguna del todo, de los propios trabajadores.

Amazon emplea a 750.000 trabajadores en todo el mundo. No hubo ninguna reunión masiva de ningún sector sustancial de los trabajadores en línea para apoyar la huelga, discutir demandas ni elegir líderes. Los trabajadores de Amazon descubrieron por primera vez sobre sus supuestos planes de hacer huelga cuando se toparon con publicaciones en línea amenazándolos con “¡No cruzar el piquete de huelga!”. Los trabajadores que no hicieron paro, con el riesgo de sufrir hambre ey una falta de techo, apenas fueron utilizados como accesorios para las ruedas de prensa.

Una de las organizaciones que promovieron la “huelga” fue la Coalición Athena, que incluye varios grupos alineados con el Partido Demócrata y los grupos sindicales como el Center for Race and the Economy, Center for Popular Democracy, Daily Kos, Demand Progress, Demos, Fight for the Future, Green America, Moving Forward Network, United for Respect, y Warehouse Worker Resource Center. Es significativo que el financiamiento inicial para la Coalición Athena tomara la forma de millones de dólares de la fundación Open Society del multimillonario financiador de los demócratas, George Soros.

Bernie Sanders también tuiteó ayer su apoyo a la protesta (ahora que ha capitulado completamente ante la derecha, Joe Biden, financiado por Amazon), escribiendo: “Hoy es un día para entender que estamos todos juntos en esto, y cuando millones de los trabajadores se levantan en la lucha por la justicia, no hay nada que no podamos lograr. #MayDay2020 [Día Internacional de los Trabajadores 2020]”.

Alexandria Ocasio-Cortez retuiteó declaraciones similares promoviendo la trama. También apoyaron la “huelga” grupos afiliados al Partido Demócrata, como los Socialistas Demócratas de EE.UU. (DSA, sigla en inglés) y Workers World. En general, los diversos activistas y grupos que apoyan la huelga no han tenido un papel sustancial en las luchas de los trabajadores de Amazon en los años anteriores y rara vez habían comentado sobre las condiciones en Amazon antes de la pandemia de coronavirus.

El World Socialist Web Site y la Voz Internacional de los Trabajadores de Amazon estuvieron solos al advertir que la llamada “huelga general” del 1 de mayo era una trampa. La “huelga” del 1 de mayo, advertimos, es un “truco destinado a bloquear la creciente oposición entre los trabajadores minoristas, de almacenes y casuales a las condiciones abismales de salud y seguridad en medio de la pandemia de coronavirus”.

Docenas de trabajadores de Amazon le dijeron al WSWS que no tenían conocimiento de una supuesta huelga y que ningún trabajador en sus plantas estaba participando, según su conocimiento.

Un trabajador de Amazon en Spartanburg, Carolina del Sur, dijo que no participó, y agregó: “No conozco a nadie que lo esté organizando”. Un segundo trabajador en Virginia dijo: “Nadie salió en mi planta. Quizás muchos en Amazon no se dieron cuenta de la huelga”.

Un trabajador de Amazon en Texas dijo: “No he visto a nadie participar para ser honesto. Creo que, si quisieran cambios y mejoras reales, tendría que ser un movimiento mundial con la mayoría de los trabajadores participando. Además, una huelga de un día no va a hacer nada”.

No hay una falta de voluntad para luchar entre los trabajadores de Amazon, Target, Whole Foods e Instacart, que se enfrentan a una empresa y un sistema social que está dispuesto a sacrificar sus vidas para salvaguardar las ganancias de los multimillonarios.

Pero la trama de ayer constituyó un esfuerzo del Partido Demócrata, los sindicatos y sus seguidores para interrumpir y tomar control de este creciente movimiento de trabajadores contra los esfuerzos de las corporaciones para obligarlos a continuar trabajando durante la pandemia en condiciones inseguras.

La clave de la lucha de los trabajadores de Amazon es la formación de comités de base en cada centro laboral. Los trabajadores deben establecer organizaciones que ellos mismos controlen, que puedan usar para discutir, planificar y actuar democráticamente en sus propios intereses. Esto incluye tomar medidas para salvaguardar sus propias vidas y tomar el control de las medidas de salud y seguridad en los lugares de trabajo.

Los comités de base también son necesarios para que los trabajadores se defiendan de los esfuerzos del Partido Demócrata y los sindicatos para secuestrar e interrumpir sus luchas. Al mismo tiempo, los trabajadores deben construir las líneas internacionales de coordinación necesarias que les permitirán actuar con la unidad requerida para enfrentarse a este enorme conglomerado multinacional.

Esta lucha solo puede avanzar en la medida en que los trabajadores estén de acuerdo en la necesidad de mantener su independencia política respecto a los políticos, burócratas sindicales y oportunistas del Partido Demócrata. Requiere una lucha contra el sistema capitalista con fines de lucro que valora las ganancias corporativas más que sus vidas y las vidas de sus seres queridos.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 4 de mayo de 2020)