Trump amenaza con designar Antifa un grupo terrorista

por Patrick Martin
30 julio 2019

En un tuit el sábado, el presidente Donald Trump declaró que "está considerando" declarar una agrupación informal de manifestantes antifascistas llamada Antifa como una "gran organización terrorista", a pesar de que Antifa no haya matado a nadie. Al mismo tiempo, 50 personas fueron asesinadas el año pasado por grupos e individuos neonazis y supremacistas blancos que Trump no ha sometido a un trato tan hostil.

Trump agregó la afirmación de que tal acción "Haría más fácil el trabajo de la policía". Estaba respondiendo a una resolución presentada el 18 de julio por dos senadores republicanos, Ted Cruz de Texas y Bill Cassidy de Louisiana, que insta a realizar esta designación formalmente. El proyecto de ley se refiere a protestas como el bloqueo de las instalaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y la divulgación en Internet de la información personal de los agentes de ICE y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Del lado de la Cámara de Representantes, el legislador Brian Fitzpatrick, un exagente del FBI, envió una carta al fiscal general William Barr el 17 de julio pidiéndole que "inicie los procedimientos necesarios para designar a Antifa como una organización terrorista nacional".

El 23 de julio, mientras interrogaba al director del FBI Christopher Wray en una audiencia ante un comité del Senado, Cruz dijo: "Les enviaré hoy una carta a ustedes en el Departamento de Justicia pidiéndoles que abran una investigación RICO sobre Antifa”, refiriéndose a Organizaciones Corruptas y Estafadoras, la designación bajo la ley federal para la mafia y otros afiliados al crimen organizado.

El FBI nunca ha dado la designación de "organización terrorista doméstica" a ningún grupo, incluido el Ku Klux Klan y otras formaciones supremacistas blancas y neonazis. En cambio, según la Ley Patriota, las acciones se clasifican como "terrorismo doméstico" si son crímenes peligrosos para la vida humana que tienen por objeto intimidar al público o influir en la política del Gobierno. Pero no hay cargos legales de "terrorismo doméstico". Es una clasificación interna del FBI para fines de investigación.

Dado que Antifa es una red dispersa y fluida, no una organización, designarla como "terrorista" tendría el efecto de dar esa etiqueta a miles de personas que participan en protestas antifascistas, independientemente de lo que realmente hagan o sus opiniones políticas.

Facilitaría la creación de bases de datos gubernamentales en un número mucho más amplio de activistas de izquierda que el número relativamente pequeño que usa el nombre de Antifa.

Como es el caso con muchos de sus tuits, los comentarios de Trump sobre Antifa fluyen directamente las transmisiones que pasan por Fox News, en este caso una entrevista con Laura Ingraham sobre el activista de derecha Andy Ngo, quien afirma haber sido atacado por activistas de Antifa el mes pasado en Portland, Oregon. La entrevista del viernes con Ngo, quien denunció a Antifa como "anarquistas y comunistas" que están "trabajando hacia una revolución política", fue seguida por el tuit de Trump el sábado en la misma línea.

Según las cifras compiladas por la Liga Antidifamación (ADL), los 50 asesinatos perpetrados por extremistas en EUA en 2018 "tenían vínculos con el extremismo de derecha", incluido el asesinato de 11 personas en la sinagoga Tree of Life en Pittsburgh. Los grupos de extrema derecha representaron el 73 por ciento de los 425 asesinatos cometidos por extremistas políticos en la última década, según la ADL.

A principios de este mes, el neonazi James Alex Fields Jr. fue sentenciado a 419 años de prisión por conducir deliberadamente su automóvil contra una multitud de manifestantes antifascistas en Charlottesville, Virginia, en 2017, matando a Heather Heyer, de 32 años. Este fue el incidente después del cual Trump tuiteó que había "buenas personas en ambos lados" de la confrontación entre los neonazis con antorchas y los contramanifestantes.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 29 de julio de 2019)