El sitio web de Consortium News fue suprimido por un ataque de malware después de transmitir un programa que defendía a Julian Assange

por Kevin Reed
22 julio 2019

Consortium News, un sitio web de noticias dedicado al periodismo de investigación fundado por el difunto Robert Parry y que ha defendido firmemente al editor de WikiLeaks, Julian Assange, fue objeto de un ataque de malware el lunes pasado que inutilizó el sitio web durante más de cinco horas.

El hecho de que el sitio haya quedado inoperable se informó inicialmente en una publicación del Twitter de Consortium News, “Nuestro sitio web está completamente inoperativo. Nuestro servidor de medios dijo que hemos sido atacados por malware. ¡En realidad intentaron culpar a ‘los rusos’! Cada artículo publicado desde 2011 ahora recibe un 404 Not Found. Están trabajando en eso. ¡El problema comenzó lentamente el viernes, el primer día de CN Live!”.

Un informe publicado después de que se restaurara el sitio explicó que el ataque malicioso cerró Consortium News “días después del estreno del episodio del programa en vivo del canal, CN Live!” y “siguió los pasos de la suspensión de la cuenta pro-Assange Unity4J de Twitter”.

El 11 de julio, la cuenta de Unity4J, un feed de Twitter dedicado a la información circulante y la defensa de Julian Assange, quien permanece encarcelado en la prisión de Belmarsh en Londres mientras espera la extradición a los EUA, fue suspendid a arbitrariamente por Twitter. A la semana de ser retirada, la cuenta fue restablecida de golpe el jueves sin que Twitter explicara su acto de censura.

El informe de Consortium News identificó el ataque a su sitio web con la censura de Twitter porque habían realizado vigilias en línea de Unity4J durante los meses anteriores. Consortium News y otros medios de comunicación independientes denunciaron la prohibición de Unity4J junto con el músico de rock Roger Waters que llamó a Julian Assange “gran héroe de la libertad de prensa” y atacó a Twitter como un “Gran Hermano” y “un brazo de la Policía del Pensamiento” y “Un brazo de las fuerzas de opresión”.

ConsortiumNews.com fue fundado en 1995 por Robert Parry, un experiodista de la Associated Press que se sentía angustiado por “la propaganda que había llegado al periodismo estadounidense”. Parry fue un reportero que ayudó a exponer al público el escándalo Irán-Contra a mediados de la década de 1980, y posteriormente, después de la fundación de Consortium News, escribió para denunciar los crímenes de guerra y las mentiras de las sucesivas administraciones estadounidenses, tanto demócratas como republicanas.

El momento en que se produjo el ataque al sitio web de Consortium News muestra, quienquiera que estuviera detrás del ataque con malware, que las fuerzas de la reacción buscan silenciar a cualquiera que desee decir la verdad sobre la persecución criminal en curso tanto de Julian Assange como de la denunciante Chelsea Manning. Manning se encuentra actualmente encerrada en una prisión federal en Virginia y se le impone una multa de $1.000 por día por negarse a declarar ante un gran jurado creado con el propósito de presentar más cargos de acusaciones falsas contra Assange.

De manera significativa, el episodio inaugural de la transmisión de vídeo de Consortium News ’ CN Live! incluía un segmento de 26 minutos sobre Julian Assange que era principalmente una entrevista con el relator especial de la ONU sobre la tortura, Nils Melzer. Melzer habló sobre las condiciones inhumanas de encarcelamiento a las que está sometido Assange y explicó en detalle las razones políticas por las que el editor de WikiLeaks ha sido torturado y le han negado sus derechos legales.

En su entrevista, Melzer denunció a los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia y Ecuador por su “maltrato y mal uso de los poderes judiciales contra una sola persona”, así como a los llamados defensores de los derechos humanos que se han negado a acudir en defensa de Assange.

Melzer dijo: “Esta es la primera vez en veinte años que veo que Estados democráticos se unen para aislar a un solo individuo y violar sistemáticamente sus garantías de juicio justo, sus derechos humanos en todos los aspectos e incluso hostigar a su maltrato, lo que equivale a una tortura psicológica acumulativa... Eso es muy serio”.

Cuando el editor de CN Live! Joe Lauria le pregunta si Assange tiene alguna posibilidad de un juicio justo en los Estados Unidos, Melzer respondió: “El prejuicio público contra Assange es monumental en los Estados Unidos. Se le percibe como enemigo público número uno. Ha sido descrito como un enemigo público por el actual secretario de Estado y exdirector de la CIA. Otras figuras públicas han pedido su asesinato”.

“Entonces, tienes este ambiente y lo envías a un tribunal donde, por lo que sé, ningún acusado por seguridad nacional ha sido absuelto. Creo que es el mismo tribunal y el mismo juez que ha sido responsable del juicio contra Chelsea Manning, donde ella fue condenada a treinta y cinco años originalmente, que es un castigo draconiano... ¿dónde están las investigaciones y los procesamientos de todos los demás delitos y actividades que han sido expuestos por este denunciante y por WikiLeaks? Si no procesas los crímenes de guerra, entonces claramente no tienes igualdad ante la ley, claramente no hay posibilidad de tener un juicio justo, claramente la acusación se convierte en persecución”.

Consortium News también informó de que las cuentas de Twitter y los sitios web de activistas asociados con Unity4J también fueron suspendidos y pirateados casi al mismo tiempo. El informe decía: “Aaron Kesel, quien también escribe como periodista independiente, dijo en una entrevista que quedaron excluidos de sus cuentas a los pocos minutos de publicar un artículo sobre la celebración del cumpleaños de Assange por parte del público catalán. Activist Post, el sitio en el que se publicó el artículo, también fue hackeado en las últimas semanas”.

No hay duda de que el acceso público internacional a este tipo de informes independientes es una gran preocupación para el estado de inteligencia militar detrás de la persecución de Assange y Manning. Es la exposición de estos importantes hechos lo que hay detrás de la censura en línea de los sitios web socialistas y de oposición que se identificó en el World Socialist Web Site que data de la primavera y el verano de 2017.

Los ataques coordinados contra los defensores de la libertad de expresión y los que luchan por la libertad de Assange y Manning son una señal de que el aparato de la represión estatal teme que se esté construyendo un apoyo masivo contra esta conspiración internacional sin precedentes contra la verdad. Al mismo tiempo, es una advertencia de que el impulso por silenciarlos y castigarlos por exponer los crímenes del imperialismo estadounidense se está extendiendo a otros en un esfuerzo por intimidar a cualquiera que se atreva a luchar por su defensa y su libertad.

La clase obrera internacional no será intimidada por estas tácticas. La demanda por la libertad de Julian Assange y Chelsea Manning debe ampliarse a una escala mundial y abordarse en todos los países, lugares de trabajo, vecindarios y escuelas. Como lo han demostrado trabajadores, campesinos y estudiantes en las huelgas de Ecuador, la lucha por los derechos de Julian Assange es la clave para la lucha de la clase trabajadora por el socialismo y contra todo el sistema capitalista.

(Publicado originalmente en inglés el 20 de julio de 2019)

El autor también recomienda:

¡Por una campaña mundial para prevenir la rendición de Julian Assange a EUA!

[21 de junio de 2019]

La campaña vengativa contra Chelsea Manning, la presa política de Estados Unidos

[19 de julio de 2019]