Norwood Jewell, el UAW y la crisis de agua potable en Flint

por Jerry White
11 abril 2019

Una faceta de la crisis del agua en Flint, Michigan, que ha recibido poca o ninguna atención son las estrechas conexiones entre el sindicato United Auto Workers y los políticos demócratas locales cuyas decisiones dieron como resultado el envenenamiento por plomo de la ciudad de 96,000 residentes.

El tema ha salido a la superficie debido a la condena la semana pasada por cargos de conspiración del exvicepresidente del UAW Norwood Jewell, quien se declaró culpable de aceptar decenas de miles de dólares en sobornos de Fiat Chrysler. Jewell es el funcionario de mayor rango del UAW condenado hasta ahora por el esquema ilegal que involucra a ejecutivos de la industria automotriz que pagan a los funcionarios del sindicato para firmar y hacer cumplir contratos a favor de la compañía.

Jewell (izquierda) y su abogado saliendo del juzgado

Antes de llegar al Departamento de UAW-Chrysler, donde negoció la venta completa de los 37,000 trabajadores de Fiat Chrysler en 2015, Jewell fue director de la Región 1-C de UAW en Flint. Eso fue entre 2010 y 2014, después de lo cual dirigió brevemente el departamento de General Motors del UAW.

Jewell ascendió en la escalera de la burocracia del UAW después de haber sido contratado por primera vez en un puesto administrativo en GM, a principios de la década de 1980, y luego haber sido nombrado presidente de la planta de UAW en el Flint Metal Center de GM a mediados de la década de los noventa.

Como director regional, Jewell fue un partidario político clave del alcalde Dayne Walling, quien presionó el botón el 24 de abril de 2014 que cerró la conexión de la ciudad al sistema de agua de Detroit y cambió al contaminado río Flint. Con las cámaras en movimiento, Walling levantó un vaso de agua del río y brindó: "¡Aquí está Flint!"

El cambio en el suministro de agua llevó a una devastadora crisis de salud pública, con un número desconocido de niños y otros residentes que sufrieron daños físicos y mentales de por vida, y brotes de la enfermedad del legionario en el condado de Genesee que causaron al menos una docena de muertes.

Parte de una protesta contra el agua de Flint

Walling fue el primer presidente de la Autoridad de Aguas de Karegnondi (KWA), la empresa para generar dinero construyendo un nuevo ducto de agua bruta de $285 millones para transferir agua del Lago Huron a hogares y establecimientos de negocios en Flint. El nuevo sistema de tuberías debía funcionar en paralelo a un ducto de agua tratada existente de propiedad del Sistema de Agua y Alcantarillado de Detroit, que había suministrado a Flint durante más de medio siglo. Lograr que Flint, la ciudad más grande del condado de Genesee, comprara KWA fue clave para toda la operación criminal, que prometía grandes ganancias a los tenedores de bonos, promotores y otros intereses corporativos y financieros.

Poco más de un año antes del desafortunado cambio, el 25 de marzo de 2013, Jewell se presentó ante el Concejo Municipal de Flint para realizar el lanzamiento del proyecto KWA acompañando del alcalde Walling, que estaba sentado detrás de él. En los comentarios que se pueden ver en este video de YouTube, Jewell dijo: "Creo en hechos, y los hechos apoyan la línea Karegnondi para Flint. Llegará al condado de Genesee, ya sea con Flint siendo parte de él o no... GM paga una gran factura por agua, y hemos perdido suficientes negocios de GM en esta ciudad para arriesgarnos a que las tarifas de agua de Detroit aumenten a dos dígitos como ha sido año tras año".

Flint, continuó, ya no debería ser rehén de la ciudad de Detroit. "Si te gustan los gerentes de emergencias, vota en contra de Karegnondi, porque estás ayudando a la ciudad de Detroit, eso es lo que estás haciendo... Necesitamos salir de esa política y llegar a los dólares y centavos".

El Concejo Demócrata de la Ciudad votó 7-1 para aprobar el plan de obtener agua sin tratar (16 millones de galones por día) de la KWA y 2 MGD del río Flint, que supuestamente recibirían tratamiento en las instalaciones de tratamiento de agua de la ciudad. La planta, que había operado solo cuatro veces al año como sistema de respaldo, no tenía la capacidad ni la mano de obra para tratar el agua cruda.

La planta de tratamiento de agua de Flint al lado al río Flint

El KWA era en realidad todo sobre dólares y centavos. Al igual que la reestructuración de la bancarrota de Detroit en 2013-2014, el gobernador republicano Rick Snyder y su secretario del Tesoro demócrata, el exbanquero de inversiones Andy Dillon, utilizaron una crisis financiera en Flint, —producto de décadas de cierres de plantas y despidos masivos por parte de GM— para implementar planes de larga data para saquear bienes públicos. El gerente de emergencias designado por el estado, el alcalde Walling y otros demócratas locales, y los burócratas de la UAW como Jewell, presentaron falsamente a la KWA como una medida de ahorro de costos.

En realidad, aumentó las obligaciones de bonos de la ciudad económicamente en dificultades y canalizó el dinero público a los contratistas que construyen el nuevo sistema de tuberías, así como a los propietarios de tierras por las cuales cruzaría.

Uno de los beneficiarios fue el empresario multimillonario Don Williamson, alcalde de Flint de 2003 a 2009 y un importante partidario del plan KWA. Williamson fue elogiado por el fiscal del condado de Genesee, David Leyton, como "un gran capitalista" que "podría convertir cualquier cosa en ganancia".

Williamson disfrutó de la relación más cercana con Cal Rapson, el director de la Región 1-C de UAW, el jefe de Norwood Jewell en la oficina regional. En 2007, Rapson sorprendió a muchos residentes de Flint al respaldar personalmente la reelección del alcalde Williamson, quien en 1991 había denunciado notoriamente a los trabajadores de automóviles como "basurea de mala vida" y ordenó a sus gerentes que arrojaran estiércol cerca de los piquetes de la UAW en huelga contra su planta de autopartes en el condado de Shiawassee.

Después de retirarse de su puesto como vicepresidente de UAW en 2010, Rapson tomó un trabajo como director de relaciones públicas de una cadena de concesionarios de automóviles de GM propiedad de la esposa de Williamson. Además de eso, Rapson obtuvo una posición administrativa en el Fondo fiduciario de beneficios médicos para jubilados UAW, financiado por la compañía, que ahora tiene un valor de $63 mil millones.

Concejo de Flint March 25th 2013

Asediado por el escándalo y ante una campaña de destitución, Williamson renunció en 2009. Tras el mandato de un alcalde interino, Dayne Walling ganó las elecciones de 2011 con el respaldo y el apoyo financiero de la Región 1-C de UAW.

"Jewell fue la persona influyente para los políticos en el área de Flint", dijo Steve, un residente de Flint de toda la vida y bien informado, al World Socialist Web Site.

Continuó: “Si le entregaron el respaldo del UAW, significó una buena posición y mucho dinero. Dayne Walling obtuvo mucho dinero del UAW en su campaña para alcalde. "La KWA hizo mucho dinero para los tipos que construyeron el sistema de tuberías de agua y los dueños de propiedades a quienes se les pagó por permitir que la tubería atravesara sus tierras".

Williamson, dijo, era dueño de un campo de golf y la tubería KWA lo atravesó. Jeff Wright, quien trabajó en estrecha colaboración con Williamson en el proyecto, también recibió grandes cantidades de dinero cuando se postuló para el comisionado de drenaje del condado de Genesee, antes de convertirse en director ejecutivo del proyecto KWA.

"La primera vez que hubo un plan para construir un sistema de tuberías fue en 1962", dijo Steve, y agregó que fue financiado por Charles Mott, un cofundador de GM que estuvo en el directorio de la compañía hasta su muerte en 1973. "El gerente de la ciudad y al menos cuatro políticos locales fueron enviados a prisión por el plan", señaló Steve.

"GM se alejó de Flint y evadió limpiar los sus sitios contaminados, incluido el río Flint", continuó. “GM le lavó el cerebro a Jewell y a otros grandotes de UAW. Ellos no representaban a los trabajadores, representaban a GM. Los tipos como Jewell no tenían una educación superior al bachillerato y, de repente, estaban ganando cientos de miles de dólares como ejecutivos sindicales y viviendo un estilo de vida que ningún trabajador de una fábrica podía".

Poco después del cambio al río Flint, GM dejó de usar el agua tóxica porque corroía las partes de su planta de motores en Flint. Aunque los funcionarios de UAW estaban al tanto de esto, no hicieron nada para advertir a los residentes de la ciudad, incluso mientras crecían las protestas locales contra Walling y otros funcionarios estatales y de la ciudad, quienes negaron que hubiera algún problema con el agua.

"Jewell estaba amarrado con Williamson y luego con Dayne Walling, y daban fiestas en Brass Bell en Bristol Road para recaudar fondos para su grupo de UAW", dijo Jim Mattis, un trabajador de GM en Flint, al WSWS. “Cuando vine de Chevy Gear & Axle en Detroit a la planta de Estampado de Flint Metal en 1995, Jewell era el protegido de Cal Rapson y parte de su maquinaria política. Intenté postularme para un puesto sindical en contra de ellos y en pocos días me despidieron por cargos falsos de golpear a un capataz. Presenté una demanda, pero me tomó nueve años recuperar mi trabajo y perdí mi antigüedad y mi dinero".

La tubería KWA fue construido a sólo seis millas al norte de la tubería existente que entregó agua tratada a Flint por más de 50 años

Como presidente de planta del Local 659 del UAW en el Flint Metal Center en 1998, Jewell desempeñó un papel clave en la derrota de una huelga de dos meses de GM en Flint. El UAW firmó un acuerdo que estableció una nueva estructura de administración de mano de obra para imponer un aumento de productividad del 15 por ciento y la eliminación de 500 puestos de trabajo.

Huelguistas de GM en 1998

La venta allanó el camino para que GM escindiera su división de partes de Delphi en 1999. La nueva compañía cerraría 24 plantas en Estados Unidos, eliminaría 11,500 empleos en todo el mundo y se declararía en bancarrota en 2005. Las concesiones que el UAW entregó a Delphi sentaron las bases para el Contrato "transformacional" de 2007 con los tres grandes fabricantes de automóviles que establecieron el sistema de salarios de dos niveles y el fondo fiduciario de VEBA de miles de millones de dólares para la UAW.

Aunque el UAW fue fundada a mediados de la década de 1930 a través de luchas industriales masivas, incluida la huelga de brazos caídos de 1936-37 en Flint, la subsiguiente purga de los militantes socialistas y de izquierda que construyeron el sindicato llevó a su consolidación como una organización procapitalista aliada con el Partido Demócrata. En la década de 1980, ante el declive de la industria de los EUA y la creciente competencia internacional, el UAW adoptó el programa corporativista de asociación de trabajo y administración e hizo todo lo posible para suprimir la oposición de los trabajadores de alto rango a los cierres de plantas, recortes salariales y aceleración.

GM, con 440,000 trabajadores en 1982, incluyendo 80,000 solo en Flint, tenía los programas de gestión laboral más grandes y ricos. Durante los últimos 40 años, GM ha transferido literalmente cientos de millones de dólares al UAW a través de estos programas, aun cuando la cantidad de trabajadores por hora de GM ha disminuido a 54,000, con apenas 6,000 en Flint.

"El UAW se ha convertido en una organización laboral que no necesitaba miembros y el fondo de huelga se usa como un banco personal para los líderes de la UAW", dijo Thomas Adams al WSWS. Adams es un extrabajador y profesor de Buick City que enseñó en la Universidad Estatal de Wayne y fue autor de UAW, Inc., The Triumph of Capital. (Agregó que "los fondos conjuntos asociados con los programas de gestión laboral se utilizaron para comprar el sindicato)".

La semana pasada, al dirigirse a un juez federal en Detroit, Jewell se declaró culpable por su participación en el esquema de soborno ilegal y le dijo al juez: "No fui perfecto". Aún más indignantes fueron los comentarios del abogado cuyo bufete recibió $218,000 del UAW el año pasado para defender a Jewell. "Este hombre era una leyenda" en Flint antes de ser tirado en la "basura" de la corrupción en el departamento de UAW-Chrysler, dijo a los periodistas.

Como lo muestra el registro, lejos de nadar en aguas cristalinas, antes de revolcarse en el pozo del UAW-Chrysler Training Center en Detroit, Jewell y el UAW en Flint estaban tan limpios como las aguas tóxicas del río Flint.

(Publicado originalmente en inglés el 10 de abril de 2019)