Recortes de horas para trabajadores de Whole Foods expone fraude del aumento salarial de Amazon

por Tom Hall
14 marzo 2019

Un reporte en el periódico británico Guardian del día miércoles reveló que los trabajadores en Whole Foods han visto recortes a sus horas luego de que la cadena de supermercados –propiedad de Amazon— incrementara sus salarios de entrada a $15 por hora el año pasado.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, anunció en octubre que el salario aumentaría para todo Amazon y todos los negocios de la empresa en respuesta a la creciente indignación publica que siguió a las revelaciones de la brutal explotación del mayor vendedor minorista del mundo.

Según Guardian, un trabajador de Whole Foods en Illinois dijo que “una vez que implementaron el salario mínimo de $15, las horas de los empleados a tiempo parcial de su tienda fueron cortadas de 30 a 21 horas semanales, y los empleados de tiempo completo vieron su promedio de horas reducirse de 37,5 horas a 34,5 horas”. El trabajador compartió horarios desde el 1 de noviembre hasta finales de enero de 2019, mostrando que las horas para los trabajadores en su departamento disminuyeron significativamente, mientras que el porcentaje destinado al presupuesto salarial en la tienda se mantuvo relativamente igual. La reducción en las horas de trabajo por empleado no ha sido compensada con nuevas contrataciones, forzando a los trabajadores a completar las mismas tareas en menos tiempo.

El trabajador dijo que ha recibido un correo explicándole que el recorte de horas fue “resultado directo de las direcciones de nuestro equipo regional”, es decir, de puestos altos de la dirección de la empresa. Es una política empresarial que ha sido confirmada por trabajadores en todo el país. “Este recorte de horas hace que el aumento salarial no tenga sentido ya que la gente está perdiendo más de lo que ganó y dependemos de los turnos de tiempo completo”, le dijo un trabajador de Maryland a Guardian. Algunos trabajadores han tenido que recurrir a tomar menos horas pagas con el fin de compensar temporalmente la pérdida en el número total de horas.

“Entre las cosas que han hecho que [el recorte a las horas] sea más notorio son las largas filas, la necesidad de asistencia para el cajero y el empacador, y el hecho que los consumidores no reciban asistencia en ciertos departamentos por falta de personal programado y somos una gran tienda”, le dijo un trabajador de California al periódico.

El recorte en horas a los trabajadores de Whole Foods se alinea con la experiencia de los trabajadores en la misma Amazon, donde descubrieron que su modesto incremento salarial estaba vinculado a la eliminación de bonos por acciones y otros beneficios. Shannon Allen, la conocida denunciante cuya historia fue revelada primero por el World Socialist Web Site, le mostró al WSWS cómo la eliminación de la adquisición de acciones y de programas de compensación variable significaba que perdería miles dólares de compensación total bajo el nuevo plan.

“Me enfurece,” Shannon dijo en ese momento. “Yo quiero saber a quién consultó Bezos para hacer esto. Bezos dijo que el supuestamente había escuchado a sus trabajadores. ¿A quién le preguntó? No fue a mí. No pudimos votar sobre esto. Ellos no pusieron ninguna urna. Nadie me preguntó. Ahora tengo la opción de comprar mis propias acciones. Todo esto me enfurece”.

El anuncio de Amazon de un incremento salarial de $15 por hora fue proclamado en ese momento por Bernie Sanders como una “señal escuchada en todo el mundo”. Los medios alineados con el Partido Demócrata siguieron el ejemplo, escribiendo que “así es como se supone que funcionan la democracia y el capitalismo” (New York Times) y que era “inspirador” (el periódico del propio Bezos, Washington Post).

Esto ha sido expuesto ahora como un engaño. Todos aquellos aplaudiendo a Amazon sabían desde el principio que la compañía encontraría maneras de obtener su porción de vuelta, como ha sido reconocido ampliamente por analistas industriales.

Predeciblemente, el senador Sanders, quien la semana pasada anunció su candidatura para las elecciones presidenciales del 2020, no ha dicho nada acerca del reporte del Guardian. Sanders había pasado meses haciendo una campaña contra el CEO de Amazon, Jeff Bezos, como una de las “caras de la avaricia” y propuso un proyecto de ley en el Senado llamado el proyecto STOP BEZOS que no tenía ninguna chance de ser aprobado, para ponerle impuestos a empresas con bajos salarios como Amazon.

Después de que Amazon anunciara su ficticio aumento salarial, Sanders giró repentinamente, intercambiando elogios mutuos con Jeff Bezos como si ambos fueran amigos y admiradores desde hace mucho tiempo.

Sanders no dijo nada acerca de los recortes a los beneficios de los trabajadores, y ha buscado activamente proteger a Amazon de las críticas, las cuales han ido aumentando conforme se conocen cada vez más los detalles del aumento salarial. “Lo que entendemos es que la gran mayoría de los trabajadores de Amazon van a ver aumentos salariales, incluyendo algunos muy significativos a medida que suba el salario mínimo a $15 por hora”, le dijo Sanders al canal Fox Business en octubre pasado, en respuesta al aumento de críticas a la compañía.

Sanders todavía se refiere al falso aumento salarial como uno de sus mayores logros. Incluso fue introducido en una reciente aparición en Chicago como “el hombre que se enfrentó a Amazon y le dijo que pagaría $15 por hora”.

(Publicado originalmente en inglés el 11 de marzo de 2019)