¡Opongámonos a la guerra imperialista! ¡Únanse al acto del Día Internacional del Trabajador!

29 abril 2016

El domingo 1 de mayo a las 1:00 de la tarde, horario de verano del este de Norteamérica, el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI) celebrará el Día Internacional del Trabajador con un evento en línea . Con discursos de dirigentes de la Cuarta Internacional de muchas partes del mundo. El objetivo principal del evento es construir un movimiento mundial contra la guerra, compuesto por trabajadores, estudiantes y jóvenes que luchan contra el resurgimiento de militarismo imperialista que amenaza con destruir el planeta. Entre los ponentes, estará Jerry White, el candidato presidencial para el 2016 del Partido Socialista por la Igualdad en Estados Unidos.

Vivimos en una época de guerra perpetua. La “guerra al terror” —justificada a través de mentiras e hipocresías sin límites— pronto cumplirá 15 años. Le ha costado la vida a más de un millón de personas en el Oriente Medio y Asia Central. Innumerables millones más han quedado como refugiados sin techo. Lejos de reducir el terrorismo, estas guerras regionales, instigadas por Estados Unidos en Afganistán, Irak, Siria, Libia y Yemen, han causado una oleada cada vez mayor de violencia, inseguridad personal e inestabilidad global.

Las intervenciones neocoloniales en el Oriente Medio y Asia Central son precursoras de enfrentamientos aún más sangrientos entre grandes potencias.

Estados Unidos, decidido a preservar su dominación hegemónica global, intensifica sus enfrentamientos simultáneamente con Rusia y China. Se equipa con pertrechos militares a los estados fronterizos con Rusia, respaldados por fuerzas de la OTAN.

El gobierno de Obama está arrastrando a toda Asia en sus esfuerzos para rodear a China –“el pivote a Asia”. A principios de este mes, Ashton Carter, el secretario de defensa de Estados Unidos, viajó a las Filipinas para supervisar personalmente las maniobras de guerra en el mar de la China Meridional y el despliegue de aviones, helicópteros, portaaviones, y unidades de las Fuerzas Especiales para reforzar la red de alianzas militares de Washington.

La respuestas de Rusia y China, cuyos gobiernos representan los intereses capitalistas de sus propias élites nacionalistas y chovinistas, podrían detonar una guerra total. Los roces entre aviones de combate rusos y buques militares estadounidenses en el mar Báltico de este mes son una peligrosa señal: en una situación sumamente volátil, un paso en falso podría salirse de control muy fácilmente.

Al igual que en la Primera Guerra Mundial (1914-18) y la Segunda Guerra Mundial (1939-45), todas las potencias imperialistas están participando en un “nueva reparto” del mundo. Alemania vuelve a armarse y ampliar sus operaciones militares. La clase gobernante japonesa ha decidido eliminar las restricciones militares impuestas después de su derrota en la Segunda Guerra Mundial. El peligro de una tercera guerra mundial imperialista, esta vez con armas nucleares, es tan o más grande hoy día que en cualquier otro periodo desde 1945.

Los líderes del imperialismo mundial admiten que están enredados en una despiadada lucha por el poder mundial, con consecuencias potencialmente catastróficas.

En una entrevista con el periódico Handelsblatt, Frank Walter Steinmeier, Ministro alemán de Relaciones Exteriores, reconoció que hay un clima altamente volátil de relaciones geopolíticas. El “orden antiguo no ha sido reemplazado todavía”, dijo Steinmeier. “Esta lucha por influencia y hegemonía está ocurriendo en un ambiente ni tranquilo ni pacífico; está rebullendo violentamente”.

Los conflictos sobre intereses políticos, territoriales, financieros y comerciales, integrados en el sistema capitalista y su marco político de estado nación, se dirigen a una guerra mundial. Por más que deseen prevenir un Armagedón nuclear, los gobiernos imperialistas no pueden controlar las consecuencias de su propia imprudencia, mucho menos reemplazar la lógica del imperialismo.

Los líderes imperialistas mundiales elaboran sus estrategias bélicas detrás de las espaldas de la población. No quieren que sus ni planes militares ni sus cronogramas se vean afectados por debates públicos o enormes protestas.

En las elecciones del 2016 de Estados Unidos, los partidos capitalistas y medios de difusión mantienen en silencio el tema de una posible guerra. El Partido Demócrata se prepara para designar a Hillary Clinton, ejecutante de guerras de “cambio de régimen” y portavoz de los elementos más despiadados en la CIA y el Pentágono. Los aspirantes del Partido Republicano bromean sobre el uso de armas nucleares como si fueran juguetes. Después de las elecciones, en noviembre, las armas estadounidenses de destrucción planetaria serán puestas en las manos de uno de esos brutales sádicos.

Entre las masas obreras y de la juventud en cada país, existe una hostilidad antibélica profunda y aún sin explotar, ligada la creciente inquina contra desigualdad, ataques a los derechos democráticos y atropellos constantes contra los intereses de la clase trabajadora.

La ira y la oposición de miles de millones de personas en todo el mundo requieren de una nueva estrategia. El CICI insiste en que toda lucha contra la guerra debe movilizar a la clase obrera internacional en base a un programa anticapitalista y socialista.

El propósito de la manifestación internacional en línea del Primero de Mayo es desarrollar, fomentar e inspirar un movimiento de la clase obrera internacional para detener las actuales guerras y evitar que se conviertan en una catástrofe que ponga en peligro el futuro de la civilización humana.

¡Hacemos un llamado a que todos los lectores del WSWS a que se unan al evento en línea del Día Internacional del Trabajador!

¡Regístrate hoy mismo! Dile a tus amigos y compañeros de trabajo. Promueve el evento en Facebook y otras redes sociales. ¡Participa en hacer que la manifestación de este año sea una poderosa expresión de la solidaridad de la clase obrera internacional en contra de la guerra imperialista!

Para más información y para registrarse, visita internationalmayday.org.

Joseph Kishore y David North