¡Romped la conspiración de UPS-Teamsters! ¡Movilizar la oposición al contrato de traición!

por el Boletín de Trabajadores de UPS del WSWS
16 agosto 2018

Han pasado cinco días desde que una conferencia nacional de ejecutivos de los Teamsters votó para respaldar el contrato entreguista que incluye importantes concesiones que recortan los costos laborales y mantiene salarios de pobreza para cientos de miles de trabajadores.

El sindicato Teamsters continúan sin informar nada a los trabajadores. Todavía no se ha fijado una fecha para votar el contrato y el sindicato no ha dicho nada desde su anuncio el viernes pasado de que los trabajadores recibirían las boletas a "principios de septiembre", casi dos meses después de la expiración del último contrato. El silencio del sindicato es parte de una estrategia deliberada elaborada con la gerencia de UPS para ganar tiempo y desgastar la oposición entre los trabajadores de base.

La gerencia de UPS dejó en claro cuál es el verdadero significado del contrato del jueves pasado, cuando emitió una declaración a favor de la votación interna de los Teamsters, declarando que su contrato "le dará a UPS mayor flexibilidad", incluso para "expandir los servicios residenciales de los fines de semana, así como para abordar los desafíos de competidores".

Contando con la capacidad de los Teamsters para impulsar el acuerdo, UPS tuvo la libertad de anunciar el mismo día su dividendo trimestral de más de $700 millones para sus accionistas. Este dinero irá directamente a la élite corporativa y financiera, incluido el CEO de UPS, David Abney y otros ejecutivos, así como los fondos de cobertura gigantes, como Vanguard Group (que recibió $46 millones), Blackrock ($36 millones) y State Street Corporation ($24 millones).

Los Teamsters declaran que no hay dinero para proporcionarles un medio de vida decente para los trabajadores de almacén a tiempo parcial que constituyen el 70 por ciento de la fuerza laboral de la empresa y realizan una labor agotadora por $10-12 horas. Declara que un salario máximo de $15,50 para un trabajador de almacén constituiría una gran "victoria".

¡Que mentira! Hay dinero más que suficiente para grandes aumentos salariales, beneficios de salud y jubilación totalmente pagados, y para que todos los trabajadores a tiempo parcial trabajen a tiempo completo. El problema no es la falta de riqueza, sino que el dinero producido por los trabajadores es expropiado por las empresas y entregado a los ricos. Los $2,8 mil millones que UPS otorgará en pagos de dividendos a Wall Street este año podrían proporcionar un aumento inmediato de $11.000 a cada trabajador de UPS.

Existe una enorme oposición entre los trabajadores a la conspiración del sindicato. Pero es necesario que esto sea organizado y movilizado conscientemente.

¡Formar comités de base para organizar una lucha!

El Boletín de trabajadores de UPS del WSWS insta a los trabajadores a formar comités de base para tomar la lucha en sus propias manos. Estos comités deberían formular demandas como base para una huelga nacional. Estos deben incluir:

• La transformación inmediata de todos los trabajadores de tiempo parcial a tiempo completo, con un aumento correspondiente en el pago y los beneficios completos.

• Abolición de todas las escalas salariales.

• Un aumento salarial general del 30 por ciento y la restauración de los ajustes por el costo de la vida.

• Miles de millones de dólares para financiar completamente los fondos de pensiones y de atención médica para todos los trabajadores.

• Control de los trabajadores sobre la producción, incluyendo el establecimiento de una velocidad de la línea y condiciones seguras en los almacenes.

Muchos trabajadores han planteado preocupaciones justificadas de que los Teamsters buscarán rellenar papeletas para que se apruebe el contrato. Por lo tanto, la campaña para un "no" debe poner al frente la demanda de supervisión de los mismos trabajadores sobre el proceso de votación y la verificación de su integridad. El control del fondo de huelga de $160 millones de los Teamsters, financiado por las cuotas de los trabajadores, debe estar bajo el control de los trabajadores para asegurar un pago adecuado durante una huelga.

¡Los empleados de UPS deben comunicarse con otras secciones de la clase trabajadora!

Los trabajadores de UPS, que son más de un cuarto de millón, poseen un inmenso poder social. Transportan más de un tercio de todas las entregas de paquetes en los Estados Unidos, gran parte de los cuales son fundamentales para el funcionamiento de grandes sectores de la industria y la economía. Tienen poderosos aliados entre los 200.000 empleados del Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés) y el medio millón de trabajadores de Amazon a nivel internacional, quienes forman parte de la misma cadena de suministro global y se enfrentan a condiciones similares de explotación y abuso corporativo.

Los trabajadores saben que una huelga en UPS enfrentará una feroz oposición de parte de la clase dominante y su Estado, incluyendo medidas judiciales, represión policial, ataques de la Administración de Trump y el Partido Demócrata y denuncias de los medios de comunicación corporativos y los esfuerzos de los Teamsters para aislar y traicionar la lucha.

La lógica de la lucha de los trabajadores de UPS plantea la necesidad de que los trabajadores expandan su lucha. Los comités de base de los trabajadores de UPS se unirían y establecerían comunicación con los trabajadores de distribución en Amazon, USPS, FedEx y otras secciones de la clase trabajadora en los EUA e internacionalmente.

Una huelga en UPS ganaría el apoyo de millones de trabajadores que han sufrido tres décadas de ataques a sus puestos de trabajo, salarios y derechos sociales. En todo el mundo, hay una determinación creciente de la clase trabajadora para luchar. En la última quincena, los trabajadores de Ryanair en Europa votaron abrumadoramente a favor de una huelga y participaron en una jornada de paro. Los maestros en los Estados Unidos están regresando a dar clases sin la resolución de ninguno de los problemas que los llevaron a realizar huelgas salvajes acabadas y traicionadas por los sindicatos a principios de este año.

Existe un apoyo inmenso para los trabajadores de UPS, expresado en las declaraciones dadas al WSWS por trabajadores automotrices de Detroit que llamaron a una huelga de trabajadores a nivel nacional.

Esto es precisamente lo que teme la clase dominante. Bajo las Administraciones de Obama y Trump, ha perseguido la transferencia de riqueza de la clase trabajadora a la elite corporativa, a través de una política de tasas de interés ultrabajas, recortes de impuestos corporativos, la reducción de salarios y el saqueo de los programas sociales.

La lógica de la lucha de clases

Todo el mercado capitalista hoy día depende del aumento interminable de los precios de las acciones a través de la reducción de los salarios de los trabajadores para satisfacer las demandas del capital financiero de aumentar sus ganancias.

Esta transferencia de riqueza ha sido posible gracias al papel de los sindicatos, que funcionan como agentes de la gerencia corporativa, no como organizaciones obreras, y han vendido y traicionado todas las luchas de los trabajadores en las últimas tres décadas.

La ilusión más peligrosa sería creer que el sindicato Teamsters puede verse obligado a adoptar una política militante y defender las condiciones de los trabajadores. Esta es la mentira promovida por los Teamsters para una Unión Democrática (TDU, por sus siglas en inglés), que representa una facción del aparato sindical.

El TDU pide un "no", pero no ofrece una perspectiva sobre la cual los trabajadores puedan luchar. Hace un llamado a los trabajadores a poner su fe en el sindicato para volver a la mesa de negociaciones y llegar a un acuerdo mejor, y ha declarado explícitamente que no está convocando una huelga. Esto se debe a que quieren contener la oposición y evitar que se convierta en una lucha real contra la compañía y la elite gobernante capitalista.

La clase trabajadora tiene una larga experiencia con las facciones disidentes que operan dentro de los sindicatos, cuya retórica oposicional pura mímica. El propio TDU controlaba el sindicato Teamsters bajo Ron Carey de 1991 a 1997, presidiendo una serie de contratos entreguistas. TDU acepta el marco nacionalista y procapitalista del sindicato. Su principal preocupación es alcanzar la dirección del sindicato y asegurarse una mayor proporción de los cargos altamente remunerados.

La lucha de clases es una guerra. Los sindicatos, la corporación y el Gobierno están elaborando su estrategia contra los trabajadores. Por lo tanto, los trabajadores deben basarse en su propia estrategia y en sus propias organizaciones independientes.

La lucha de los trabajadores de UPS plantea directamente la cuestión de cuál clase tiene el poder y decide cómo se asignan los recursos de la sociedad: la clase trabajadora, que produce toda la riqueza de la sociedad a través de su trabajo, o la oligarquía corporativa y financiera.

El Partido Socialista por la Igualdad lucha por un movimiento socialista de la clase trabajadora para expropiar a las corporaciones gigantes como UPS y Amazon. La riqueza de la oligarquía debe ser expropiada y utilizada para satisfacer las necesidades sociales de la clase trabajadora. Estas corporaciones deben ser puestas a función de la sociedad completa a través de su transformación en utilidades públicos bajo el control democrático de la clase trabajadora.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 14 de agosto de 2018)