El nuevo partido español Podemos: un fraude político

Parte 1

por Alejandro López
12 mayo 2014

Podemos, el nuevo partido liderado por el académico y presentador de televisión Pablo Iglesias y creado por Izquierda Anticapitalista (IA) busca ante todo desarmar políticamente a la clase trabajadora.

La necesidad de la clase gobernante de un partido de esta índole está claro. Durante los últimos seis años desde que se iniciara la crisis capitalista global, los trabajadores españoles - y europeos - han sido sometidos a una contrarrevolución social. Las medidas elaboradas por la Unión Europea e implementadas por los gobiernos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del Partido Popular (PP) han conducido a un desempleo masivo del 26 por ciento, y 56 por ciento entre los jóvenes.

Actualmente existen 686.600 hogares en los que ninguno de sus miembros tiene un ingreso de cualquier tipo. Según el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) los salarios han sido recortados en un promedio del 7 por ciento, y, de acuerdo con la ONG Cáritas, la pobreza ahora afecta a casi un tercio de los niños españoles. La misma organización publicó un informe que demostraba que el 20 por ciento de la población más rica concentra 7,5 más riqueza que el 20 por ciento más pobre.

La clase trabajadora ha resistido a traves de decenas de miles de manifestaciones masivas y cientos de huelgas. Tal ha sido la resistencia que el gobierno está preparando una ley de "Seguridad Ciudadana" que restringe el derecho a la protesta e impone fuertes sanciones y penas de carcel por "desobediencia". Recientemente la Ministra de Trabajo y Empleo Fátima Bañez exclamó "la necesidad de una ley de servicios mínimos" para todas las huelgas, lo cual neutralizaría la acción laboral.

Esta oposición ha sido estrangulada por los principales sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y la UGT, los cuales han ayudado a implementar las medidas de austeridad y las reformas laborales. En medio de este vacío, ha crecido el apoyo a Izquierda Unida (IU), una coalición de partidos de clase media que incluyen a grupos regionalistas y ecologistas, pero dominados por el estalinista Partido Comunista de España (PCE). Actualmenten IU es la cuarta fuerza del parlamento, y según las útlimas encuestas sobre intención de voto la coalición lograria un 14.7 por ciento si se celebrarán elecciones generales.

Sin embargo, los verdaderos colores de IU están apareciendo. En Andalucía, IU está gobernando en coalición con el PSOE y juntos han recortartado €2,6 mil millones en los presupuestos de los dos últimos años, incluyendo un 10,8 por ciento Sanidad y 8,6 por ciento en Educación. En la región suroccidental de Extremadura, IU está apoyando al gobierno del Partido Popular liderado por José Monago.

Es bajo estas condiciones que Podemos ha sido creado. Su modelo a seguir es SYRIZA en Grecia: un partido burgués cuyos líderes dan rienda suelta a la demagogia "izquierdista" mientras que en privado aseguran a los líderes del imperialismo mundial que no tienen nada que temer si llegasuen al poder.

Izquierda Anticapitalista tiene sus raíces en la escisión liderado por Michel Pablo y Ernest Mandel de la Cuarta Internacional en 1953 . La fundación del Comité Internacional de la Cuarta Internacional fue para defender el Marxismo en 1953 contra esta tendencia, la cual abandonó la lucha para construir partidos revolucionarios independientes por la defensa de los partidos de masas existentes. Esto llevaría liquidar sección tras sección del movimiento trotskista, integrandolas en los partidos estalinistas y socialdemócratas alrededor del mundo.

El proyecto Podemos de IA es parte de un reagrupamiento internacional de grupos pequeños burgueses e individuos de alto perfil dirigido por los Pablistas, cuyo objetivo es el de prevenir una rebelión de la clase trabajadora contra los partidos socialdemócratas y la burocracia sindical y canalizar el descontento hacia formaciones supuestamente radicales pero procapitalistas.

Recientemente, el grupo Resistencia Socialista de Alan Thornett, la sección británica del Secretariado Unificado de la Cuarta Internacional, ha fundado Unidad Izquierdista sobre la base de un programa mínimo para dejar la puerta abierta a secciones de la burocracia que esperan su integración.

En Francia, el Nuevo Partido Anticapitalista (Nouveau Parti Anticapitaliste, NPA) presentó listas conjuntas con el Parti de Gauche (Partido de Izquierdas) del ex ministro del Partido Socialista Jean-Luc Melenchon.

En España, IA es consciente de que el papel de IU en la implementación de las medidas de austeridad están abriendo un vacío que considera muy peligroso. Un boletín interno del principal órgano de IA, la secretaria confederal, filtrado a eldiario.es describe cómo el "giro a la derecha de IU, que cada vez parece más destinado a preparar un Gobierno 'de izquierdas' con el PSOE [...] abre espacios a la izquierda que debemos ocupar".

Un miembro de la secretaria confederal de IA declaró a eldiario.es que "IU tendrá que decidir, y nosotros como organización tenemos diferencias con ellos, sobre todo por lo que pasa en Andalucía en su alianza con el PSOE."

El pasado enero de este año IA fundó Podemos para participar en las Elecciones Europeas. Un boletín interno filtrado explica: "La implicación de nuestra organización no sería durante esta fase no sería demsasiado explicita, aunque nos encargaríamos de impulsarlo organizativa y políticamente el proyecto."

Líderes de IA involucrados en Podemos incluyen a Jaime Pastor; la delegada del sindicato USTEA Teresa Rodíguez, actual responsable de la "participación ciudadana" en Podemos; y Miguel Urban, uno de los principales dirigentes de IA en Madrid y el cabeza de lista de la coalición Anticapitalistas en las elecciones generales de 2011, y actualmente responsable de la organización de Podemos.

El boletín explica cómo estableció un proceso de elección para seleccionar "La presencia de una serie de personalidades con proyección mediática como cara pública". El documento prosigue que esto abriría "la opción de conectar con sectores de la población de izquierdas insatisfechas con las organizaciones tradicionales".

El rostro público escogido fue Pablo Iglesias, un profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid y contribuyente en varios medios de comunicación burgueses y radicales como Público, Kaoesenlared, Diagonal y Rebelión. Su perfil mediático ha crecido cómo resultado de auspiciar su programa de internet, La Tuerka, y su frecuente rol como representante de la opinión "izquierdista" en programas de radio y televisión.

Aunque la razón principal de la seleccion de Iglesias fue debido a sus vínculos con IU. Él fue un miembro del movimiento juvenil del Partido Comunista (PCE), la Juventud Comunista de España, y ha permanecido cercano a IU - en el 2011 fue su consejero y productor de publicidad de campaña. En el 2010, participó en la "Llamada a la izquierda", el fracasado intento de IU de reagrupar a la pseudo-izquierda para lograr auspiciar al PSOE.

Inmediatamente después de su creación, Podemos ha continuado la orientación tradicional de IA hacia IU dirigido por los estalinistas. Iglesias hizo una llamada para tejer alianzas con otras fuerzas que defendieran "la decencia, la democracia y los derechos humanos... una llamada para la unidad".

El Manifiesto de enero de Podemos declara: "Queremos un candidato que se oponga a los recortes que se aplican por parte del Gobierno del PP en el Estado en nombre de la austeridad pero también por parte del PSOE y otros partidos en diferentes Comunidades Autónomas", evadiendo mencionar a IU, el cual está imponiendo brutales medidas de austeridad en Andalucía.

Iglesias ofreció elegir un "candidato contra la austeridad".

Durante las negociaciones entre IU y Podemos, una declaración conjunta indicó que "no hay dudas de que ambas fuerzas reman en la misma dirección".

Después de semanas de negociaciones, un intento de formar una candidatura conjunta fracasó cuando IU rechazó una de las "propuestas no negociables" de Podemos: la de permitir a los ciudadanos participar en las primarias dentro de IU. El PCE, principal partido dentro de la coalición, rechazó la propuesta ya que habría debilitado su posición dentro de IU.

Incluso entonces Iglesias declaró que los dos "mantendrían el diálogo" y que, bajo ninguna circunstancia, si es que hay "desacuerdos, habrá una debilitación en la unidad en un tiempo de acción política", esto es, permanecerán silenciosos ante las políticas de austeridad de IU.

Continuará